La rapidez es en muchas ocasiones la diferencia entre el éxito de una operación inmobiliaria o su abandono

La inflación ha disparado la inversión residencial en España, con los inversores inmobiliarios creciendo un 10% en una tendencia, en lo que a demanda se refiere, que según los expertos se puede llegar a mantener a medio plazo.

Cuando ya se ha completado más de la mitad del año, si bien la incertidumbre va en aumento, las operaciones de compra-venta de residencias se siguen cerrando con normalidad debido a las necesidades de la demanda y por la aceleración debido a la inflación y la subida de los tipos de interés.

En este sentido, Inviertis, plataforma tecnológica de inversión inmobiliaria, advierte que no será hasta finales de año cuando se empiece a detectar un cambio de ritmo. Sin embargo, hoy por hoy, el actual escenario macroeconómico es una oportunidad para aquellos inversores que buscan tranquilidad y una rentabilidad estable.

Esta tendencia está propiciada por el empuje de inversores extranjeros, y por el propio interés de las familias españolas por la compra de una residencia, llevando a cabo ésta, en parte, con la liquidez disponible.

En este contexto, desde DEXTER, su Director de Riesgos, José Enrique Chasserot apunta que “empresas promotoras que ven la ventana de oportunidad abierta estos meses, están llamando a la puerta del capital privado para impulsar definitivamente sus proyectos o desatascar los que se encontraban en ‘stand by’. La rapidez es en muchas ocasiones la diferencia entre el éxito de una operación inmobiliaria o su abandono. Y tanto promotores como constructores son totalmente conscientes de este momento propicio para la financiación con capital privado”, apostilla el directivo de la compañía. 

Categorías: Dexter Global Finance

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir »